FNP-9 vs Glock 19X - Parte 1 - Introducción | Táctica 1-11 ®
984
post-template-default,single,single-post,postid-984,single-format-standard,cookies-not-set,woo-variation-swatches,woo-variation-swatches-theme-daniela-tsys,woo-variation-swatches-theme-child-daniela-tsys,woo-variation-swatches-style-squared,woo-variation-swatches-attribute-behavior-blur,woo-variation-swatches-tooltip-disabled,woo-variation-swatches-stylesheet-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-daniela - tuseoysem,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

FNP-9 vs Glock 19X – Parte 1

fnp-9 vs glock 19x introduccion comparativa armas parte 1

FNP-9 vs Glock 19X – Parte 1

Hoy vamos a hablar de un tema muy personal, FNP-9 vs Glock 19X. Muy personal porque, ni más ni menos, vengo a hablar de mis armas personales.

He he cambiado mi FNP-9 por una Glock 19X. No es que haya literalmente cambiado una por otra, si no que he vendido una y con el dinero más un plus he comprado la otra.

La intención de este post no es hacer una comparativa o un “review FNP-9 vs Glock 19X” exhaustivo sobre ninguna de las armas (sobre todo porque la Glock aún no he podido probarla ni disparar con ella en la galería), si no más bien el de hablaros de ambas armas de manera a que os sirva de introducción (muy básica y somera) a ciertas generalidades de las armas cortas y pistolas modernas. Al mismo tiempo, quitarme el mono de probar mi nueva Glock a base de hablar de ella (ya que todavía pasarán un par de semanas antes de que pueda probarla).

¿Cuáles son las grandes diferencias entre FNP-9 y Glock 19X?

De manera muy resumida os diré que, en las pistolas modernas, existen 3 grandes tipos de disparadores o sistemas de disparo (mas uno adicional que viene a ser una combinación de los anteriores).

Primero debemos saber que la mayoría de las armas tienen un martillo (la parte del arma que tiene forma de martillo), que al liberarse empuja violentamente la aguja percutora (tiene forma de aguja como os podréis imaginar), que a su vez da un golpe seco y preciso en el centro del cartucho. Esto activa el mecanismo de ignición de la carga explosiva (generalmente pólvora) del cartucho y, al estallar, libera una cantidad de energía que impulsa la bala del cartucho a toda velocidad.

Simple acción

Las armas de simple acción tienen un martillo que se tiene que activar manualmente. Dicha activación manual no tiene otra opción que la de o echar para atrás la corredera (la parte de arriba del arma) con un movimiento (el típico que vemos en las películas para cargar el arma) o hacerlo con los dedos. De esta manera, queda echado para atrás el martillo y se “activa” el gatillo. A partir de este momento, el gatillo ya tiene activada la capacidad de que al apretarlo se libere el martillo, se active el mecanismo de disparo y se dispare el arma.

Generalmente en las armas de simple acción, una vez iniciado el primer disparo, los gases que libera el cartucho al activarse (explosionar) se usan para que la corredera del arma eche de nuevo para atrás el martillo y reactiva el gatillo (es decir, da la opción a disparar otra vez). Todo esto continuado hasta que se “desamartilla” (se baja el martillo manualmente con el dedo o con algún mecanismo o palanca exterior de la pistola) o se queda uno sin munición.

Ejemplo de arma de simple acción

El ejemplo más típico y atemporal de este tipo de armas es la 1911. Originalmente fabricada por Colt. Habiendo sido de dotación en el ejército de EEUU durante la segunda guerra mundial, este arma ha sobrevivido al tiempo. Existen a día de hoy cientos de fabricantes y de versiones de la misma, que mantienen su sistema de disparo.

Opiniones a favor y en contra

Hay mil argumentos a favor y en contra de este sistema. De hecho, los mismos argumentos que algunos usan como factores positivos, para otros son negativos. Un ejemplo claro es el tema de los seguros.

El arma en sí, en una funda, podría estar simplemente con el cargador metido pero sin munición en la recámara. Pero claro, de surgir un imprevisto y tener que sacar la pistola para hacer fuego rápidamente, primero habría que tirar de la corredera hacia atrás para alimentar la recámara y dejar el martillo hacia atrás. Todo esto implica un tiempo que, aunque apenas un segundo, puede ser decisivo. Todo ello sin entrar a debatir si el arma en la funda debería tener seguro puesto o no. La única manera de contrarrestar esto sería teniendo la recámara ya con un cartucho dentro y el martillo hacia atrás, con la contrapartida de que el gatillo estaría a un ligero toque de disparar el arma y el único impedimento para hacer un tiro inadvertido sería el seguro.

Como podéis ver, lo que se gana en rapidez, se pierde en seguridad. Hay opiniones para todos los gustos y argumentos que inclinan la balanza hacia ambos lados.

Doble acción

Las armas de doble acción son aquellas en las que el martillo no se sostiene por sí mismo en la posición trasera o tensa, por lo que siempre que se vaya a disparar el martillo recorre un camino hacia atrás (el cual se acciona a base de ir empujando el gatillo) hasta que llega a su tope trasero y se suelta hacia delante accionando la aguja percutora y el consiguiente disparo. El caso es que para ello, la fuerza que hay que hacer en el gatillo es considerablemente superior a la de una simple acción, además durante más recorrido o distancia. No sólo eso, si no que los gases de la explosión no llevan al martillo hacia detrás, por lo que todos y cada uno de los disparos tienen que hacerse con mucha presión sobre el gatillo.

Ejemplo de arma de doble acción

Un ejemplo de este tipo de armas serían los revólveres de doble acción (… obviamente). Lo especifico porque en las películas del oeste a menudo usan revólveres de simple acción y el martillo sólo se puede echar para atrás manualmente. De ahí que disparen desde la cintura, una mano en el gatillo y la otra echando el martillo para atrás rápidamente.

Doble y simple acción

fnp-9 arma de doble y simple accion Existen la combinación de ambos descritos anteriormente. De hecho, me atrevería a decir que la mayoría de las armas hoy en día utilizan este sistema. Básicamente, dan la opción de montar el arma (llevar el martillo para atrás) echando para atrás la corredera o manualmente (como en la 1911 de simple acción), o también con una pulsación o apretón del gatillo más largo, igual que con en la doble acción pero con la diferencia de que una vez efectuado el primer disparo, ya sea apretando mucho el gatillo o habiendo montado el arma de otro modo, el arma se queda en simple acción gracias a los gases expulsados por cada disparo.

La FNP-9 es de este tipo de arma.

Sistema Striker

glock-19x arma con sistema striker Las pistolas que funcionan con este sistema no tienen martillo. El mecanismo que empuja la aguja percutora contra el cartucho es interior (no visible) y no necesita “coger carrerilla” como el martillo. La ventaja más grande que tiene este sistema es que todos los disparos requieren de una misma “presión de gatillo”, que es la fuerza que hay que hacer con contra el gatillo para que se dispare el arma.

En las de doble acción hay que hacer muchísima fuerza con el dedo (con las múltiples implicaciones que eso tiene en cuanto a tiempo de reacción o precisión). En cambio, con las de simple acción es poquísimo (lo cual aumenta el tiempo de reacción y disparo pero puede disminuir la seguridad). Las de doble acción tienen las ventajas de ambas y las desventajas de ambas. Siendo la mayor desventaja que el primer disparo requiere de una presión de gatillo y los siguientes una décima parte de esa presión, lo cual “descoloca” al tirador.

Ventajas del sistema Striker

Las de sistema Striker tienen la ventaja de que, si bien la fuerza de cada disparo es un poco mayor a la de una simple acción, todos y cada uno de los disparos requieren la misma presión de gatillo. Además, existen pequeños trucos (ya para expertos) que permiten aliviar o disminuir la presión de gatillo al gusto del consumidor.

La Glock 19X funciona con este sistema.

Próximamente… FNP-9 vs Glock 19X – Parte 2

En el siguiente post entraremos a analizar cada una de estas armas y compararemos más detalladamente sus sistemas de fuego. Espero que esta comparativa introductoria os haya resultado de interés. Estad atentos y no os perdáis la segunda parte de FNP-9 vs Glock 19X.

Sin comentarios

Publicar un comentario