Preparando un Despliegue Militar - Parte 2 | Táctica 1-11 ®
971
post-template-default,single,single-post,postid-971,single-format-standard,cookies-not-set,woo-variation-swatches,woo-variation-swatches-theme-daniela-tsys,woo-variation-swatches-theme-child-daniela-tsys,woo-variation-swatches-style-squared,woo-variation-swatches-attribute-behavior-blur,woo-variation-swatches-tooltip-disabled,woo-variation-swatches-stylesheet-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-daniela - tuseoysem,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Preparando un Despliegue Militar – Parte 2

Preparando un Despliegue Militar – Parte 2

En el post anterior de la misma temática, Preparando un Despliegue Militar – Parte 1, explicamos los motivos de la misión en Lituania e introdujimos un poco el tema de las dificultades que entraña preparar un despliegue militar.

Momentos de caos

Imaginaros por un momento lo que sería que os dijesen que debéis instalaros en una casa en el medio del campo y que esta no tuviese NADA más que cuatro paredes, un suelo y un techo. Pero instalaros significa que tuvieseis que acondicionarla, ya no para vivir ahí si no para trabajar y operar desde ahí. Para más inri, todo lo que vayáis a neceistar para hacer “las obras” tenéis que llevarlo por adelantado y además para planearlo sólo veréis la casa en fotos y planos. Preparar un despliegue viene a ser la misma pesadilla. Y si ahora os dijesen que cada uno de los que desplegáis tenéis que montaros vuestra propia casa, para que entre todos montéis una pequeña ciudad con cada una de sus casas perfectamente activa y funcional. Imaginaros por un momento el caos de detalles que habría que tener en cuenta. Son innumerables.

Infraestructura completa

Desplegar un contingente de cazas Eurofighter consiste en crear la infraestructura de una unidad aérea de combate (una base) en una explanada de cemento al lado de una pista de aterrizaje. Y esta base ha de tener DE TODO: su enfermería o sala de atenciones médicas, sus oficinas, sus hangares de mantenimiento de los aviones, las dependencias para el trabajo de cada una de las partes que trabajan con el sistema de armas, las salas de briefing y planeamiento de los pilotos, las salas de comunicaciones múltiples y seguras… TODO.

Con lo cual, preparar un despliegue implica decidir qué estructura se va a montar, qué sistemas de comunicaciones van a tener y cómo han de ir distribuidos, qué habitáculos van a haber (oficinas, salas, aseos/cuartos de baño con su logístiga de limpieza). También dónde, cómo y cuándo va a ir cada cosa y para qué (siempre teniendo en cuenta los estándares de seguridad).

Crear una ciudad de la nada

Una vez que se ha decidido todo, hay que llevarlo a cabo. Hay que, o bien transportarlo desde la península (lo que denominamos “territorio nacional”), o bien negociar con la “nación anfitriona” (en este caso Lituania) qué pueden y están dispuestos a proveernos y qué no. Sólo el transporte en sí daría para escribir un libro entero sobre el tema, y no es una exageración. Existen, literalmente, cientos de manuales muy extensos (y estandarizados a nivel OTAN) sobre todos estos temas: Cómo transportar X materiales o cargas eficientemente y con seguridad; cómo instalar dichos materiales eficientemente y con seguridad; etc, etc.

En resumidas cuentas, preparar y hacer posible un despliegue es, literalmente, crear una ciudad de la nada. Teniendo que cumplir además con todas las legalidades, requisitos burocráticos, arquitectónicos y de seguridad. Todo ello para que el sistema de armas y su personal puedan operar de la misma manera que si nunca se hubieran movido de su emplazamiento original.

La clave está en las personas

En verdad es desmesurado el nivel de detalles a tener en cuenta para preparar un despliegue. Tanto que, como se decía en la primera parte, cada una de las personas que forman parte de ese despliegue militar es clave. Cada uno en su pequeña parcela y, gracias al conocimiento técnico que tiene de su trabajo, es capaz de asesorar y ayudar a que “la orquesta” vaya encajando esos pequeños hilos y poniendo el pegamento que hace posible que cada pieza del puzle encaje a la perfección.

Desde aquí quisiera dar las gracias a todas esas personas, a todos esos individuos que con sus conocimientos y su esfuerzo hacen que esto funcione. Gracias!!!

Sin comentarios

Publicar un comentario